Los riesgos de crédito o insolvencia y el de no percepción de cupones en los activos renta fija

 El riesgo de crédito o de insolvencia es lo que viene determinado generalmente por lo que conocemos como  el “rating”. Consiste en el peligro de que el emisor de un valor no pueda hacer frente a sus pagos (tanto de cupones como de reembolso del principal) o de que se produzca un retraso en los mismos. Como sabemos, el emisor de un activo de renta fija puede ser una empresa, entidad financiera, Estado u otro Organismo Público.

Cada vez se tiene más en cuenta la calidad de crédito del emisor. Es interesante consultar las calificaciones (rating) que realizan las agencias especializadas sobre la calidad crediticia y fortaleza financiera de las sociedades emisoras, Estados y Administraciones Públicas. Estas calificaciones pueden ser sobre el emisor o, en el caso de los privados, sobre éstos y/o cada una de sus emisiones. Las calificaciones nacionales se pueden consultar en el Folleto Informativo inscrito en la CNMV. El criterio fundamental empleado para evaluar la solvencia de un emisor suele ser su capacidad para generar beneficios en el futuro y, en consecuencia, para afrontar sus compromisos de pago. Otras veces se califica la solvencia para que una emisión concreta pueda ofrecer garantías adicionales (como en el caso de las titulizaciones). Las calificaciones pueden ser revisadas, suspendidas o retiradas en cualquier momento por parte de la agencia calificadora.

Ratings Moody's, Standard & Poor's y Fitch
Ratings Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch

 

 

Por otro lado, hay que indicar que la obligación del pago del cupón viene determinada por determinados supuestos, que pueden no cumplirse. En el caso de que esto ocurra, podemos temer por no percibir el cupón que pague nuestra emisión. Para conocer las características específicas de cada activo, lo mejor es consultar su folleto de emisión.

Como norma general y por tipo de activo de Renta Fija, hemos de comentar que, por regla general tenemos estos tipos de emisiones de Renta Fija:

1. BONOS SENIOR: Es la máxima calidad crediticia de una emisión. Tiene preferencia en la prelación de acreedores en caso de quiebra.
2. OBLIGACIONES SUBORDINADAS: Van detrás de los bonos en la prelación y existen dos clases de las mismas:
2.1. – LOWER TIER 2: Tienen un vencimiento. El pago de cupón es obligatorio.
2.2. – UPPER TIER 2: Normalmente son perpetuas, es decir, no tienen vencimiento. Los cupones son acumulativos, pagaderos en el momento en el que exista beneficio.
3. PARTICIPACIONES PREFERENTES: Van las últimas, en la prelación de acreedores cobran en último lugar, solo por delante de los accionistas.
Las PARTICIPACIONES PREFERENTES – TIER 1 suelen ser perpetuas. Están condicionadas a que haya beneficio distribuible y que se cumplan los ratios de Recursos Propios. El año que no se paga el cupón se pierde porque no es acumulativo.

Share