VirtualDub

Logo VirtualDubVirtualDub es una herramienta de código abierto para capturar vídeo y editarlo. Dispone de funciones muy avanzadas, es capaz de usar plugins para añadir diferentes técnicas de procesado de vídeo, y puede trabajar con cualquier fichero con formato AVI, independientemente del códec que use (teniéndolo instalado). VirtualDub también permite leer los archivos de Google Vídeo y convertirlos a cualquier formato. Continuar leyendo “VirtualDub”

Share

Los demonios de la economía andan sueltos

El demonio egocéntrico

Como es sabido, el sistema capitalista considera que la búsqueda del lucro personal debe ser el motor de la actividad económica. Alfred P. Sloan –uno de los grandes hombres del mundo empresarial, que estuvo cuatro años al frente de General Motors- escribió en sus memorias: “Supusimos que el primer propósito al hacer una inversión de capital es el establecimiento de un negocio que pague dividendos satisfactorios y preserve y aumente el valor del capital. El objeto primario de la Corporación, por lo tanto, y así lo declaramos, era hacer dinero y no solamente coches”. A veces se dice de forma todavía más clara: el lema corporativo de la compañía Amstrad era “queremos su dinero”.

Continuar leyendo “Los demonios de la economía andan sueltos”

Share

wxDownload fast

Logo wxDownload fast

wxDownload Fast, también conocido como wxDFast, es un gestor de descargas gratuito, sencillo y eficaz.

Fue creado para ser multiplataforma, si bien actualmente funciona bajo Windows, Linux, BSD y Mac OS.

Además de eso, es un gestor de descarga segmentada, es decir, que puede dividir un archivo en varios pedazos y descargar las partes simultánemanente para finalmente volver a unirlas.

Continuar leyendo “wxDownload fast”

Share

Los demonios de la economía andan sueltos

El demonio de la avaricia

El segundo demonio de nuestra economía es la obsesión por acumular dinero. El dinero comenzó siendo un medio de pago para medir el valor de las cosas y facilitar los intercambios comerciales. Hasta aquí no hay nada que oponer; sin dinero tendríamos que volver a los trueques directos de aquellos mercados aldeanos a los que acudían los labriegos con una cabra y se volvían con un par de zapatos nuevos.

Pronto -desde luego mucho antes del advenimiento del capitalismo- el dinero empezó a ser buscado por sí mismo como una forma de acaparar riquezas y, con ellas, poder. Suele citarse como prototipo de comerciante movido por la pasión del dinero un hombre de finales del siglo XI: Goderico de Finchale. Pero algo cambió con la llegada del capitalismo. Como muy bien hace notar José Mª Mardones, Goderico de Finchale vivió en el fondo atormentado por la amenaza de condenación eterna que pesa sobre aquellos que se dejan arrastrar por la avaricia. Su conversión, su entrada en un monasterio y su posterior santidad, así lo confirman. En cambio la mentalidad del homo oeconomicus capitalista se caracteriza por la buena conciencia con que atesora el dinero. Max Webber dirá que hay ahora “una sanción ética positiva”, es decir, un estilo de vida que se entiende no solo correcto, sino “recomendado en nombre del deber”. Continuar leyendo “Los demonios de la economía andan sueltos”

Share

Comienza el período de aceptación del canje de las Preferentes de Telefónica

Hoy comienza el periodo de aceptación del canje de las participaciones preferentes de Telefónica.

Finalmente Telefónica propuso un canje el pasado 31 de octubre para las preferentes que comentábamos en esta entrada http://www.heliodoro.es/2012/02/inversion-en-participaciones-preferentes-telefonica/. En su día, allá por febrero de 2012, hablaba de que esta inversión, incluso compradas al 90%, podría darnos entorno al 14% anual.

Analizo a continuación la actual propuesta del canje.

Continuar leyendo “Comienza el período de aceptación del canje de las Preferentes de Telefónica”

Share

Los demonios de la economía andan sueltos

El demonio del rendimiento

La historia del rendimiento, que comenzó hacia el año 7000 a.C. con la cultura megalítica, después de sufrir no pocos altibajos, ha culminado en la actual “sociedad del rendimiento”.

En un principio, “sociedad del rendimiento” se contraponía a “sociedad feudal”. Si en ésta era el nacimiento quien decidía el lugar social que ocuparía cada uno, en la sociedad capitalista es el “rendimiento” de cada cual quien determina su posición.

La laboriosidad, por ejemplo, aparece considerada por primera vez como una virtud importante en la ética de Arnold Geulincx, en el siglo XVII. Antes era una virtud más bien secundaria. Los artesanos de Jena -escribió Goethe– tenían “casi siempre el sentido común suficiente para no trabajar más que lo preciso para llevar una vida alegre”. El capitalismo, en cambio, elevó el trabajo a sentido de la vida. Los minutos empezaron a tener valor. De Benjamin Franklin procede la famosa frase “el tiempo es oro“.

Continuar leyendo “Los demonios de la economía andan sueltos”

Share